Cáncer de colon: su detección temprana salva vidas

Marzo es el mes de la lucha contra el cáncer de colon, uno de los pocos que se pueden detectar y prevenir a tiempo.

La mala alimentación y el sedentarismo son factores que contribuyen al aumento de los casos de cáncer de colon. Por ello, realizarse un chequeo preventivo con un especialista en gastroenterología es de vital importancia, sobre todo en la adultez. De acuerdo con la Sociedad Americana del Cáncer (ACS), se recomienda hacerse una colonoscopía exploratoria a partir de los 45 años, sin necesidad de estar enfermo o presentar síntomas, debido a que la prevención es la clave.

Para comprender mejor este tema, es indispensable saber que el colon es un órgano con forma de tubo/manguera, que mide alrededor de 1 metro y medio, que se conecta con el intestino delgado. El colon o intestino grueso extrae el agua, algunos nutrientes y electrolitos de los alimentos parcialmente digeridos. Los restos no asimilados, es decir, los residuos sólidos también llamados heces fecales, se mueven a través del colon, se almacenan en el recto y salen del cuerpo por el ano. Por lo que, su funcionamiento adecuado es vital para el ser humano.

Según estudios científicos, el cáncer colorrectal a menudo comienza con el crecimiento de un pólipo o de lesiones no descubiertas ni tratadas a tiempo, ya sea en el colon o en el recto. “Un pólipo es una pequeña acumulación de células que se forma en el revestimiento del colon o el recto”, indica el doctor Jorge Rodríguez, médico de EndoscopyNet by IECED de la sede Santo Domingo, quien añade que “la mayoría no causa daños. Sin embargo, algunos casos pueden derivar en cáncer… De ahí la importancia de los chequeos periódicos preventivos”.

En escala global, el cáncer de colon es el tercero más común; y Ecuador no es la excepción. En el país es uno de los más frecuentes y la tercera causa de muerte en hombres y la cuarta en el caso de las mujeres, luego del cáncer de cérvix, mamas y tiroides.

¿Pero, cuáles son los factores de riesgo para contraer esta compleja enfermedad? Los más comunes son la edad, el consumo de alcohol y cigarrillo, la raza, los antecedentes familiares de cáncer colorrectal y la obesidad. A esto, de acuerdo con la Dra. Giselle Jácome, Coordinadora de EndoscopyNet by IECED de Quito, se le suma la falta de ejercicios. “No estamos haciendo suficientes ejercicios y todos esos déficits pueden aumentar el riesgo”, agrega.

También existen otras causales más específicas que influyen en el colon. “Por ejemplo, el haber tenido pólipos y/o familiares que hayan tenido pólipos, o enfermedades diagnosticadas como la colitis ulcerativa y/o enfermedad de Crohn son antecedentes que hay que considerar”, advierte Rodríguez.

La detección a tiempo es clave

En sus etapas iniciales, el cáncer de colon se camufla, pasa desapercibido y no suele generar ningún tipo de molestia, es decir, la persona es asintomática. Mientras que, cuando va creciendo comienzan a aparecer las molestias.

La alerta más común es la presencia de sangre en las heces por causa indeterminada. A esto se le suma que “los pacientes empiezan a perder peso, a sentirse más cansados de lo normal, a presentar dolor abdominal y alteraciones del patrón evacuatorio (diarreas y/o estreñimiento)”, detalla la Dra. Raquel Del Valle, gastroenteróloga del Instituto Ecuatoriano de Enfermedades Digestivas (IECED).

Por ello, detectarlo en sus etapas iniciales es lo más importante. Para lograrlo con efectividad, existen algunos exámenes que nos pueden ayudar. El Dr. Paco Salazar médico emergenciólogo y ocupacional de LABS comenta que “la prueba de la sangre oculta en heces (FOBT por sus siglas en inglés) y la prueba inmunoquímica fecal (FIT), ambas pruebas no invasivas, detectan la presencia de la sangre oculta en la materia fecal, lo que nos ayuda a saber si hay alguna anomalía u otros cambios que pueden ser signos de cáncer en el tracto digestivo”.

Sin embargo, la prueba ‘gold standar’ e infalible para detectar lesiones y tratarlas a tiempo es la COLONOSCOPIA. “Es un procedimiento mínimamente invasivo y ambulatorio (no requiere hospitalización) que es considerado el más eficaz y certero para prevenir el cáncer de colon… El paciente no sentirá nada, ya que se trabaja en conjunto con un médico anestesiólogo, quien le aplicará sedación y lo monitoreará constantemente para su tranquilidad y seguridad… Previamente el paciente deberá haberse realizado una preparación adecuada para limpiar el colon y así poder ingresar con el colonoscopio para visualizar la mucosa despejada… A esto se le suma el uso de nuevas tecnologías que permiten detectar lesiones en tiempo real y de ser necesario, tomar biopsias para determinar si son o no malignas…”, explica el Dr. Rodríguez, quien, además, detalla que aproximadamente en una hora el paciente no solo tendrá un diagnóstico efectivo, sino también un tratamiento oportuno para retirar lesiones (en caso de ser encontradas) antes de que evolucionen a un cáncer, debido a la tecnología con la que cuenta el centro, que en algunos casos, son únicas en el mundo.

Adicionalmente, en los últimos años han aparecido otros exámenes complementarios que ayudan a detectar lesiones en el colon, como lo es la COLONOGRAFÍA por tomografía computarizada o más conocida como colonoscopia virtual. Se trata de un procedimiento exploratorio radiológico en el cual se requiere mandar aire por el colon para obtener imágenes seriadas y a través de programas especiales de computadora, se visualiza el colon y se interpretan las imágenes. A pesar de que es un examen menos invasivo, igualmente requiere de una preparación intestinal previa, que nos puede aportar información valiosa, pero “en el caso de encontrar una lesión, el siguiente paso obligatorio es la colonoscopia para evaluar un tratamiento definitivo o si son lesiones muy grandes, para tomar muestras de tejido (biopsias) y poder tener una mejor orientación diagnostica”, afirma el galeno. Por lo que, la colonoscopía sigue siendo la mejor opción diagnóstica y terapéutica.

Otra de las tecnologías actuales que se ofrece en el país en beneficio de los pacientes es el uso de la Inteligencia Artificial en Colonoscopía, la cual ayuda a detectar en tiempo real lesiones y pólipos de menor tamaño, los cuales podrían pasar desapercibidos ante el ojo humano. “Con esta tecnología aplicada en IECED y en EndoscopyNet nuestros pacientes tienen la plena seguridad de que se irán a su casa con un diagnóstico y tratamiento efectivo que no solo mejorará su calidad de vida, sino que le permitirá prevenir el cáncer de colon si se detecta a tiempo”, recalca el Dr. Carlos Robles-Medranda, director y jefe de endoscopía de IECED.

Sin duda, opciones para tener en cuenta, a las que se les debe sumar un cambio de estilo de vida que debe ser incentivado desde la casa, empezando por animar a pequeños y grandes a comer más saludable y a realizar actividad física en sus distintas etapas de vida; y, ya en la edad adulta (40 años en adelante), incentivándolos a hacerse controles médicos y exámenes básicos como los expuestos antes, para así evitar y combatir a tiempo el cáncer de colon. La lucha está en tus manos.

Referencias:

X